CON RUBEN OLIVA
Las consultas se multiplicaron respecto de 2019. La demanda está motorizada por familias que solían veranear en el exterior. De fibra de vidrio, de material o de placas ensambladas, todos los modelos se venden bien. Los precios parten de $ 250.000 para una piscina estándar.
Con vacaciones dudosas a la vista, se dispara la compra y construcción de piletas de natación.

La pileta que más se busca es la de fibra de vidrio, aunque también están muy demandadas las piscinas de material y de placas ensambladas. De diferentes tamaños y formas, y con distintos accesorios. Los precios parten de los 250 mil o 300 mil pesos, según la calidad, el tipo y el tamaño elegido.













© 2020 - RUBEN OLIVA